Amplias playas y hermosas calas son el principal punto de atracción de Miami. En Miami hay 12 kilómetros de costa, con cuatro playas y nueve calas de arena fina y aguas cristalinas, ideales para dar largos paseos por la playa. La más famosa es la Playa de Cristal, que cuenta con todo tipo de servicios y a la que se puede llegar andando si se está alojado en Pino Alto.

Luego está la Playa de la Porquerola, la más larga y estrecha y la menos frecuentada; la playa de la Peixerota y la playa Larga son también espectaculares, y esta última tiene la particularidad de ser una zona protegida. El ocio es sinónimo de Miami Platja, porque en verano, este pueblo está totalmente diseñado para que nadie se aburra ni un minuto -a no ser que realmente quieras aburrirte tumbado en la playa, tomando el sol todo el día, pero ¿quién podría aburrirse con eso? Si vas a este enclave paradisíaco, es para divertirte.

En Miami Platja, puedes tomarte una caipirinha en el paseo marítimo con tus amigos, bailando los últimos éxitos del verano, o puedes pasar el día en un parque acuático, disfrutando como un niño, con tu familia. Tú decides cuál es tu plan. Lo que está claro es que aquí cada uno encuentra lo que busca.

También encontrarás todo tipo de pequeñas tiendas de recuerdos de verano, pequeñas tiendas de ropa, cines, boleras, etc. El sueño de todo buen veraneante que busca sol y playa y pocas preocupaciones, es Miami Platja.